Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint
Ayuda
  • ENGLISH VERSION
Skip Navigation LinksSENA > Inicio > Sala de Prensa > noticia
Noticias SENA

Skip Navigation Linksnoticia

Noticias SENA



  • Certificación

    El SENA, invitado especial al primer taller temático de equidad de género del Proceso de Quito

    Bogotá D.C.
    martes, 27 de abril de 2021
    El Sistema Nacional de Formación para el Trabajo del SENA compartió experiencias significativas del trabajo que viene realizando para el empoderamiento económico de mujeres migrantes y refugiadas de Venezuela en Colombia.
    Este encuentro fue la VII Reunión Regional - Capítulo Lima, Perú, que se realizó el pasado 22 de abril.

    El Proceso de Quito es un espacio de trabajo, inaugurado en septiembre de 2018, en el cual participan 15 países de América Latina, con el propósito de dar respuesta a la crisis migratoria de Venezuela; 13 de los cuales firmaron el Plan de Quito, documento que comprende los mecanismos de la migración venezolana, cooperación financiera internacional y la articulación con los organismos internacionales.

    Este año, en el marco del Encuentro, se definió realizar una reunión temática sobre la equidad de género en este contexto, incluyendo temas como la integración socioeconómica de las mujeres migrantes y refugiadas de Venezuela, con el objetivo de reflexionar sobre el fenómeno de la movilidad humana de personas venezolanas desde este enfoque, en especial, sobre el respeto y garantía de los derechos humanos de las mujeres en toda su diversidad, quienes se exponen a mayores riesgos a raíz de patrones culturales que se agudizan en situaciones de crisis.

    En este taller temático, se presentaron los resultados del proyecto realizado en el primer trimestre de este año bajo la alianza SENA, OIT, ONU mujeres y la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, en el que se dispusieron cupos para certificar las competencias laborales de 500 mujeres, pero que tuvo como respuesta la inscripción de 15.790 mujeres, entre ellas, 2099 migrantes provenientes de Venezuela.

    "A través de esta convocatoria de certificación y orientación laboral, las mujeres recibieron talleres de empoderamiento femenino, asesoría en temas como: diseño de hoja vida, entrevista, finanzas personales, pruebas psicotécnicas, redes efectivas para la búsqueda de empleo, entre otras. Así, el SENA Impulsa la igualdad de oportunidades entre mujeres colombianas y migrantes en condición de regularidad, promueve la movilidad educativa, y crea oportunidades en pro del reconocimiento de aprendizajes adquiridos", manifestó Mario Rincón, Coordinador del proceso de Evaluación y Certificación de Competencias Laborales del SENA.

    Así mismo, se abordaron temas como los desafíos que enfrentan las mujeres y adolescentes venezolanas en movilidad para su inclusión laboral, la búsqueda de estrategias para promover el empoderamiento económico de las mujeres y adolescentes migrantes y refugiadas de Venezuela y un espacio de reflexión para el acercamiento a estrategias.

    Momentos de crisis como el generado por la pandemia COVID-19 incrementan aún más las situaciones de abuso, violencia y explotación contra las mujeres, niñas y LGBTI+. Las severas restricciones a los desplazamientos internos y externos, el aún más limitado acceso a servicios públicos, el colapso del sistema sanitario, la escasez de medicamentos y alimentos, son factores que incrementan la vulnerabilidad de las personas migrantes y refugiadas y el riesgo de sufrir situaciones de estigma, discriminación y todo tipo de violencias por motivos de género. Resulta necesario, por tanto, que los y las agentes públicos, así como los sectores humanitarios, estén preparados para abordar estas situaciones.

    Si bien el enfoque de género ha sido incorporado en todos los talleres temáticos del Proceso de Quito, el efecto diferencial en la movilidad humana en mujeres, jóvenes y niñas requiere un abordaje especializado, pues dos de los principales desafíos que enfrentan las mujeres y niñas migrantes, desplazadas y refugiadas venezolanas en la región, son la generación de medios de vida y la prevención y respuesta a situaciones de violencia por motivos de género.

    En el marco de este Encuentro se tuvieron en cuenta antecedentes de la problemática latinoamericana, en donde se evidenció que trabajar en otro país puede favorecer la autonomía y el empoderamiento económico de las mujeres. A su vez, las migrantes que trabajan contribuyen con el crecimiento y desarrollo de los países de destino, así como de los países de origen, que se benefician de las remesas y competencias que adquieren fuera de su país. Si bien suelen ganar menos que los hombres, tienden a enviar una mayor proporción de sus ingresos de manera regular y consistente a sus países de origen.

    Las remesas permiten cambiar los roles de las mujeres en la economía, lo que aporta en su independencia financiera y mejores oportunidades de empleo. No obstante, en una región golpeada por crisis económicas que se ven exacerbadas por la crisis de COVID-19, la búsqueda de alternativas económicas suele llevar a las mujeres migrantes y refugiadas de Venezuela a opciones de empleabilidad en sectores informales o con condiciones laborales precarias, con menores ingresos y situaciones de inseguridad. La falta de un estatuto migratorio legal las pone en una situación más vulnerable.


    Oficina de Comunicaciones – Ana Ma. Mateus - MCH
​​


​​​​​​​​​​​